lunes, 27 de septiembre de 2010

NO HAY UNA SOLA RAZÓN PARA IR A LA HUELGA

26 años. Licenciada hace tres. Desde entonces no he parado de trabajar. En un Gabinete de Comunicación, en una Agencia de información y Fotografía, y ahora soy redactora de varias publicaciones en una empresa del sector óptico. Además, estoy a punto de terminar un máster, para el cual, tuve que dejar de trabajar, pero no por ello dejé de tener ingresos.
26 años. Comparto piso. Mi única pertenencia inmobiliaria -con fecha de caducidad- tiene en torno a los seis metros cuadrados. Dos y medio de ancho por tres de largo. Suficiente para una cama, un escritorio, una cómoda y mi bicicleta.
Tres años en el tajo. Sufriendo la precariedad de los contratos. Como becaria, de prácticas, con horarios interminables de seis de la mañana a ocho, sábados, domingos y festivos incluidos, por algo más de novecientos euros. Y aún tengo que pagar el préstamo, eso sí, sin intereses, que el ICO me concedió para que pudiera formarme tras terminar la carrera.
26 años. Y aún en el trabajo me llaman "la becaria". No, oigan, me gané un contrato a media jornada hace un mes. ¡Oh, qué afortunada!
Tengo una familia que me apoya y amigos que creen en mí, y sin embargo, a veces me da por pensar que mi vida es una mierda y que no tiene sentido.

Efectivamente, como ustedes dicen en realidad, no tengo una sola razón para ir a la huelga.

NO A LA REDUCCIÓN DE LOS DERECHOS DE L@S TRABAJADORES/AS,
¡NO TODO VALE EN TIEMPO DE CRISIS! [entre otros argumentos]

15 comentarios :

alcorze dijo...

Yo también voy. Un beso!

Ness dijo...

PLAS, PLAS, PLAS No puedo decir otra cosa.

Lo que me entristece es que la gente se una a la huelga por miedo a los piquetes y no por principios.

Ines dijo...

Todo lo que comentas no lo reclaman los sindicatos en esta huelga, solo defienden los intereses de los trabajadores de grandes fabricas (dile Seat, Sharp, etc.) En mi sector, el comercio, hemos visto recudir nuestros derechos en aras de la libertat de horarios y nadie ha movido un dedo por nosotros.
Por eso yo no voy a seguirles el juego a los sindicatos.

alcorze dijo...

Bueno, Inés, no se trata de seguirle el juego a nadie. Se trata de si estás de acuerdo o no con que recorten los derechos de todos.

Si un día te despiden, y te dan una indemnización por la tercera parte de lo que te tendrían que haber dado antes de la reforma,supongo que te quedarás bien satisfecha, pese a perder dinero, por no haberle "seguido el juego" a los sindicatos.

Un saludo.

Ness dijo...

Eso es, la cosa de la huelga no es que los sindicatos hablen por ti si no que tú hables por ti misma por tus derechos y los de todos. Al final siempre acabamos recurriendo al individualismo de "como a mí no me roza o no me afecta..." pero es que en esto no hay excusa, nos afecta a TODOS con muy pocas poquísimas excepciones.

niña imantada dijo...

Exactamente,Inés, como dicen alcorze y Ness, yo voy en representación de mí misma y de lo que considero que debo reivindicar.

Pienso que las proclamas que se reflejan en los Medios de Comunicación son la letra grande (y desvirtuada) pero si profundizas verás que hay muchas más ideas que se está silenciando.

Lo que tú apuntas, la libertad de horarios va en sintonía con el resto de políticas de ajuste que se han llevado a cabo y que nos afectan a todos, no únicamente a los trabajadores de las industrias, como señalabas.

Yo me manifiesto contra las políticas que destruyen nuestros derechos sociales y como trabajadores, y contra la sociedad individualista y el negro futuro que ésta nos ofrece.

No es cosa de seguirle el juego a nadie, o bueno, sí, sígueselo a la solidaridad y a la protesta social contra las injusticias.

Domingo dijo...

Asistimos a la ceremonia de la confusión. Yo no le voy a negar a nadie su derecho a la pancarta, faltaría más, pero la huelga de mañana no generará empleo y, en mi opinión, tampoco parece que exista una atmósfera muy favorable para un seguimiento masivo de la huelga general. Dicho lo cual, ojalá, y lo digo sinceramente, la huelga de mañana sea un éxito, pues sólo así los sindicatos conseguirán salvar su prestigio y contribuir a la estabilidad y el equilibrio de la evolución social.

Organza* dijo...

Niña!

Aplaudo tus ganas tu fuerza tu energía .. Crecí viendo por la tele huelgas y movimientos de protesta interminables .. la pregunta es: Resulto? Esa gente logró su objetivo? O siguen azuzando a las masas? Con varios años de experiencia trabajando puedo decirte que la única persona que puede brindar mejoría a tu salario eres tu misma ... asi que

Vamos niña de mi vida .. nadie dijo que sería facil, no? Está bien luchar por un bienestar ok! Pero a estas alturas hay otros medios válidos pero ninguno que infumda temor es el adecuado.

La oyente dijo...

Estoy contigo "niña imantada".

Pienso que cada cual puede ejercer el derecho a lo que quiera,
pero si no nos movemos por nosotros mismos, ¿quién lo va a hacer? puedo estar más o menos (en mi caso nada) de acuerdo con lo que promueven los sindicatos,
pero sí estoy de acuerdo con mis principios, y por ello considero que sí había que salir a la calle,
funcione o no, la gente debía saber que no nos vamos a quedar quietos dejando que muevan todos los hilos por nosotros, o por lo menos demostraremos nuestro descontento.
Por mi, por tí, por el de al lado, por todos, por nuestro futuro y por el presente de otros.

Encantada de encontrar tu blog.

Saludos.

niña imantada dijo...

Eso de la lucha de la pancarta... me parece un poco maleducado, Domingo.
Yo simplemente reclamo a quienes nos representan que se comporten justamente y no NOS reduzcan más las garantías sociales que tanto costó conquistar.

niña imantada dijo...

Pues Organza, la cosa pinta fea, sobre todo porque fuimos los de siempre. En mi trabajo sólo hice huelga yo :S
Así no se cambian las cosas, ya sabes..

niña imantada dijo...

Qué alegría da encontrar gente como tú, La oyente. Da energías para seguir luchando.

Encantada de que me encontraras! Esta es tu casa ;)

lafuentedesed dijo...

Yo, desde luego, también fui.
Igual que el que calla otorga, de alguna manera el que no actúa aprueba. Y simpre hay estupendas razones para no hacer nada, ese es el peligro.

niña imantada dijo...

Uno puede "comprarse" razones para justificar todo hoy en día, fuente de sed, e incluso, si no las encuentra, inventárselas.

Todo vale,así nos va...

¡Gracias, compañero! :)

Ángela Paloma dijo...

Ya somos dos en esa situación... No son pocos los que terminan sus estudios y no saben adónde ir...

Un abrazo

 
template by suckmylolly.com