martes, 11 de enero de 2011

CANSADA

“La columna vertebral está formada por 26 huesos llamados vértebras, separados entre sí por unas almohadillas de tejido blando, llamados discos intervertebrales”. 

Así rezaba mi libro de texto a los 12 años, e igual que mi vecina, el Padre Nuestro, yo recitaba la lección. De pequeños, e incluso de grandes, muchos se preguntan cuánto de importante o de superfluo hay en que te enseñen en la escuela que todos nos sostenemos sobre 26 pequeños huesos. “Necesario para poseer un bagaje al menos mínimo de cultura general”, responden sus partidarios, pero es más que eso. 
Al estrenar ciudad me entusiasmé. Pensé que quizá pudiera ser definitivo. Sin embargo, meses después planeé una huida al otro lado del charco. Naufragué. La recién demasiadopronto casada, mi amigo el poeta y yo, compartíamos una Ensalada de la Huerta en la taberna del pueblo. “En algún momento hay que echar raíces, no se puede vivir en constante tránsito, ¿no crees? Puedes acabar siendo dueña de un destino desorientado”. Por las mañanas somos más altos, nuestros discos intervertebrales, como nuestra cabeza, han podido descansar y liberarse del peso y la presión a los que nuestro cuerpo les somete durante todo el día. Recuperan su forma original, se hinchan. Disfruté decorando el cuarto a mi gusto. 
La primera y hasta la segunda vez. Acepté aquel trabajo creyendo que en realidad, lo que necesitaba en mi vida era una cierta estabilidad. Hoy me siento cansada de la posición de mi cama, del camino hasta el mismo Metro a las ocho de la mañana y del sonido del pájaro que descansa sobre el canalón. “La labor de los discos intervertebrales es esencial, ya que estos actúan como ligamento que mantiene unidas las vértebras, permiten el amortiguamiento e impiden su fricción, algo fundamental para evitar lesiones y enfermedades de suma gravedad”.
Es hora de encontrar sobre qué mantenerme erguida, de aferrar los “deberes” para que no patinen sobre los raíles de un vagón cuyo destino desconozco, porque mientras me canso del mundo, alguien se cansa de mí.

22 comentarios :

Sonix dijo...

Pues sí suenas realmente cansada... :(
Es difícil decidir donde quedarse parado, y a veces uno lo decide y todo sale mal, o sin pensarlo, lo hace... suerte e intenta vivir lo mejor que puedas, y si tienes que moverte, espero que tengas mucha suerte.

Mareas dijo...

Hola.
Siempre te leo y nunca te comento pero ahora es el momento...
Yo también estoy cansada, es una sensación extraña en mí pero así es.
Sientate en el sillón de la vida y deja la vida pasar un rato.Piensa y todo volverá a su cauce.
Un besito.

niña imantada dijo...

Ay, Sonix, ¡a veces pienso que nací cansada! Quién sabe, igual un día encuentro un lugar, un trabajo sobre el que descansar y me quede allí para siempre, feliz.

Por ahora no nos movemos,no vaya a ser que me mueva y acabe siendo una parada más, como creo que estás tú, ¡suerte, guapa!

niña imantada dijo...

Entonces, muchas gracias, Mareas (por leer y por comentar).

Si andas igual, ¡mucho ánimo! Porque estando así cuesta encontrar motivos para levantarse cada mañana.
Sí, creo que en algo de lo que dices está el secreto, hay que intentar dejar la vida pasar, como hacen tantos mortales, eso sí, en mi opinión, mejor no pensar, porque si no una acaba mareada.

raúl dijo...

también se podría investigar la forma de inflar esas almohadillas intervertebrales, hacerlas más gordas, más resistentes. lo que sea con tal de reflotar esa columna fragilizada. ánimo!

Julieta dijo...

De hecho si hay una forma, el Agua. Mucha...los famosos dos litros inalcanzables:)
Y para el espíritu, cosas ilegales, jeje.
Besotes, Niña!.

tania dijo...

Hola

Mi nombre es Tania y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

Si te interesa, escribeme al mail:
tajuanchita@gmail.com

Exitos
Tania

beckyblue dijo...

últimamente cuando llega la noche me siento cansada. hace tiempo pensaba que estar cansada era una mierda. pero he aprendido que cansarse es bueno. y me explico. si me canso es porque estoy viva. si me canso es por que necesito un cambio y darme cuenta de ello es el primer paso para seguir evolucionando.
besos y felicidades por tu blog. te invito al mio: www.unapartedelmundo.wordpress.com

100PiEs dijo...

SI, inconformismo.
Me suena.

niña imantada dijo...

Ejercicio, no, raúl? Optimismo y reír, ése debe ser el secreto de las almohadillas.

niña imantada dijo...

jajaja, Juliet, eres la mejor. Lo del agua lo tengo hecho, habrá que avanzar en lo de las sustancias ilegales.

Un beso, linda!

niña imantada dijo...

Gracias Tania por leerme, me alegro que te gustara mi blog.

No participo en intercambio de enlaces, no me interesa, enlazo únicamente aquellos blogs que me parecen interesantes, y quien quiera es libre de enlazarme o no.

Un saludo.

niña imantada dijo...

beckyblue, es una interesante forma de verlo, seguramente la más serena y acertada.

niña imantada dijo...

Sí, 100Pies, ánimo con el tuyo.

Organza dijo...

Reina nadie se puede cansar de ti =D! Mil bsss!!! Erguida eh??? Mil mil bsss!!!

Cindell dijo...

¿Por qué no pruebas a cambiar la posición de la cama? Por muy absurda que sea, quizás una estupidez organizada te haga reír un poquito para liberarte del cansancio :)

Carolina dijo...

Pues es simple, es la carga sobre la espalda lo que agota la columna. Tirá al demonio las cruces, las mochilas ( sospecho que entre ellas aún llevas la de tu escuela primaria), las culpas y corré descalza por ahí. Ayudará
Me gustó mucho, mucho tu estilo, tu ironía, tus textos. Vuelvo
Abrazo

lafuentedesed dijo...

La base tiene que ser cambiante, cansarnos siempre nos cansaremos de todo, que menos que hacerlo de diferentes cosas, ¿no?
No hay posición en la que estar para siempre comodamente, aunque también es verdad que acostado se aguanta más tiempo que con los pies pegados a las orejas!

Muchos besos!

niña imantada dijo...

Cindell, igual habría que dormir menos y vivir más :)

niña imantada dijo...

Pues sí, Carolina. ¿Qué difícil es eso, verdad?

Encantada de que te pases por aquí y dejes tus inteligentes palabras.

niña imantada dijo...

Etern@s insatisfech@s, fuentedesed. Eso es bueno, pero también...

¡Beso!

Las cosas que nunca se dicen... dijo...

Yo estoy cansado, cansado de vivir con miedo. ¿A qué? en cierta manera lo he reflejado, sin ser consciente yo mismo, en mi blog, y seguramente en los comentarios que te he escrito.

Así que, niña imantada, aunque cueste, no te canses de volverte a levantarte y avanzar. Hay quien tiende a vivir con amargura, y al final te pasa factura.

Un fuerte abrazo.

 
template by suckmylolly.com