martes, 13 de abril de 2010

DOBLES VERDADES

Vivimos en una sociedad de mentiras, dobles sentidos y estratagemas para ocultar lo que realmente estamos pensando.
Por eso Helena agradeció que hubiera sido sincero con ella desde el primer momento. - Me encantaría verte esta tarde. - Bueno, si quieres tomamos una caña en el bar de Luis después del trabajo. - ¿Una caña? - Sí, y hablamos. - ¿Charlar? ¿Y no podría ser en tu cuarto, los dos solos? Tras varios días dándole vueltas y algún orgasmo telefónico, fue ella quien le llamó: "La idea de que me folles me entusiasma".

20 comentarios :

Domingo dijo...

¡Marcha, marcha, queremos marcha, marcha! ¡Ja,ja,ja,ja,ja! ;)

niña imantada dijo...

Como decía Letica Sabater, "¡Con mucha marcha!" y yo apunto: se vive mejor ;)

raúl dijo...

el pelolengüismo es el principal agente enredador en una relación, sea cual sea, aunque hay verdades rotundas, subyacentes, que tampoco se pueden espetar así, como cualquier cosa. o sí. depende. mejor la directez, siempre.

niña imantada dijo...

A veces se agradecería que te dijeran: te hemos contratado para dos meses y luego te echaremos; no tenemos pensado esforzarnos mucho en este proyecto o me pones a cien y quiero echarte un polvo, en lugar de invitarte a cafés y cervezas, dejar que te ilusiones y luego desaparecer.

Digo yo, ¿no?
Mejor directeces, sí, raúl.

Lucía Mon Amour dijo...

Yo no sé cuál es el problema del mundo a la hora de querer echar un polvo. Quiero decir que si a una persona le apetece, ¿qué tiene de malo? Me dá para atrás cuando un tío desea echarte un polvo y tú quieres lo mismo, sólo un polvo y son tan hipócritas que te ponen a parir. Me da la impresión de que tienen un cacao mental que ni ellos se aclaran, quieren a la vez a mojigatas y a putas, como si estuvieran comprando por catálogo. Echar un polvo es maravilloso, aunque yo no suelo echarlos, a mi lo que me va es hacer el amor y sentir ese fuego. Pero la libertad, echar polvos, es maravilloso... Cuando vuestro cuerpo no pueda con el culo ya lo echareis de menos.

niña imantada dijo...

Así es, Lucía Mon Amour, ¿qué hay de malo? Yo tampoco entiendo por qué hay que justificarlo todo. Si es sólo sexo no hay que adornarlo con "quién sabe, igual surge algo".

De lo del cacao mental, doy fe. Cuando quieren una mujer liberada de repente les salta un cable y oye, ya se cansaron; y cuando es mojigata, la ponen verde porque no es lo que ellos esperaban.

Yo también soy más de "hacer el amor", pero cuando eso no puede ser, "echar un polvo" tampoco está nada mal ;)

alcorze dijo...

Como cantan los Violadores del Verso hay que llamar a las cosas por su nombre.

Y siguiendo con citas como decían en Vickie el Vikingo me encanta ese texto: Estoy entusiasmado!!! ;D

The Seeker dijo...

Creo que cada día hay más mujeres que quieren follar, y menos que se lo quieran pensar.
Gracias Dios por crear el feminismo y el pecado.
Pero gracias, sobretodo, por hacernos débil a él... Si es que... en el fondo no eres tan malo.

Nacho dijo...

¡Oyoyoyoyoyoy! ¡Me encantan las aventuras sexuales sin compromiso por ninguna de las dos partes!
:D

The Seeker dijo...

Nacho, eso no existe.
Yo siempre me comprometo con darle placer a mi desconocida. Más le vale a la desconocida que haga la misma promesa.

niña imantada dijo...

JAJAJAJAJA.

¡A mí me entusiasma leerte por aquí, alcorze ;)!

niña imantada dijo...

Cada día hay más mujeres que disfrutan de su sexualidad sin complejos. ¡Eso siempre es digno de celebrar!

Ya está bien que el placer sea monopolio masculino.

niña imantada dijo...

¡Son como las historias que leemos o vemos en el cine o por televisión! Nos gustan, pero no solemos vivirlas de cerca.

A ver si eso cambia, Nacho ;)

niña imantada dijo...

Uy, The seeker, ese compromiso tuyo no está tan extendido como piensas...

A mí también me gusta hacer bien las cosas ;)

Vértigo dijo...

a veces me gustaría ser así... pero también a veces es complicado...

niña imantada dijo...

Cada una es como es, aunque yo creo que he cambiado mucho en estos años.

Quizá un día deje de ser complicado ;)

mariola dijo...

Las cosas claras!!!! ;)

niña imantada dijo...

... y el chocolate espeso ;) !

Caótica dijo...

Cuando viví en Amsterdam pronto noté que los holandeses eran muy claros y muy directos. Conocí un tipo y echamos unos polvos, volvimos a quedar, comimos tortilla de papas y echamos unos polvos, me llamó otra vez y yo pensando "bien! echaremos unos polvos" y va el tipo, todo serio, y me dice que no me veía para tener una relación seria, y que no se imaginaba presentándome a sus padres.

Creo que prefiero las verdades a medias, y los rechazos sutiles.

niña imantada dijo...

Pues yo, aunque duela, prefiero la verdad.

Estoy harta de comentarios edulcorados. Me gustaria por una vez, saber a qué estoy "jugando" exactamente.

¡Me encantó tu forma de contarnos lo del holandes! Da para una entrada ;)

 
template by suckmylolly.com