jueves, 3 de marzo de 2016

¿QUIÉN COñO TE CREES QUE ERES?

Vuelves cual Guadiana y te reapareces de la misma manera, la mismita manera en que me hacías vomitarme el alma.

Recuerdo que me hacías esperar durante horas. Vivía pendiente de un hilo, pendiente de ti. Ahora sí. Ahora no. Bueno sí. Mejor que no. Mi tiempo no valía nada.
El tuyo era puro oro.
Sin embargo mi dinero... mi dinero era otra cosa. Experto en vivir de los demás, te las sabías todas para hacerme sentir culpable. Al final, siempre acababa pidiéndote disculpas por mis veinte euros en la cartera y, por supuesto, yo pagaba la cuenta.
Más de... -¿cuántos años? ¿Seis? ¿Siete? Ni si quiera me recuerdo- vuelves cual Guadiana y te reapareces de la misma manera, la mismita manera en que me hacías vomitarme el alma.
Pero esta vez no vas a ser tú el que gana. Te voy a mandar a la puta mierda, ese lugar que tú bien conoces, y que durante años miraste desde fuera mientras yo me ahogaba sintiendo tus ojos sobre mí, tus manos alrededor de mi cuello.

Compañera, cuidado, el maltratador siempre reaparece.

0 comentarios :

 
template by suckmylolly.com