viernes, 16 de agosto de 2013

30 DÍAS

No son tanto las noches las que me duelen, son las mañanas, cuando te sueño. 

Caminé nuestras calles
y las hice mías.
Escuché tus canciones
y les di un significado nuevo. 
Conduje por carreteras inciertas
y abandoné  en la primera gasolinera
mi flojera de sueños
y mi tendencia a mirar hacia atrás. 

Ya no son húmedas las noches
ni los recuerdos tan tristes;
ya no me condiciona la incertidumbre
ni esa fe ilusa y tonta. 

Puede que las estrellas fallaran, 
que esta vez el firmamento
rompiera con todo,
pero eso no significa
que no quede magia en la chistera
para esta señorita. 

Porque hubo otros, 
porque hubo un tiempo
en que elegí esta vida. 

El tiempo será juez 
y benefactor en esta historia
y sabrá cerrar heridas 
y soplar vientos nuevos . 

 Puede que suspire 
o puede que me quede aquí
para siempre, 
pero no son tanto las noches 
las que me duelen,
son las mañanas, 
cuando te sueño, 
y aún no comprendo 
por qué tu gato 
continúa sonriéndome
desde el espejo del baño.

0 comentarios :

 
template by suckmylolly.com