martes, 21 de mayo de 2013

LLORAR

Quiero llorar, llorarme, llorarte, llorarlos, y que mis lloros se lleven, cual río desbordado, las casas que edificaron sus golpes y sus palabras.

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Instrucciones para llorar, Julio Cortázar

5 comentarios :

Amando García Nuño dijo...

Los manuales de instrucciones del grandullón nos reconcilian con la literatura, después de todo.
Abrazos

patapalo dijo...

Llorar a lágrima viva. Llorar a chorros. Llorar entre las puertas y los puertos. Llorar de amabilidad y de amarillo. Abrir las canillas, las compuertas del llanto. Empaparnos el alma, la camiseta. Inundar las veredas y los paseos, y salvarnos a nado de nuestro llanto. Asistir a los cursos de antropología, llorando. Festejar los cumpleaños familiares, llorando. Atravesar África, llorando. Llorar como un cucuy, como un cocodrilo...si es verdad que los cucuis y los cocodrilos no dejan nunca de llorar. Llorarlo todo, pero llorarlo bien. Llorarlo con la nariz, con las rodillas. Llorarlo por el ombligo, por la boca. Llorar de amor, de hastío, de alegría. Llorar de frac, de flato, de flacura. Llorar improvisando, de memoria. ¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

Oliverio Girondo.

*Perdón por extenderme. Saludos.

Meta Fora dijo...

Y llorar en confianza, que no todo el mundo lo merece y quien menos lo merece, menos merece verlo.

இலை Bohemia இலை dijo...

Que arte Cortázar...

La verdad es que una llantina a veces nos aligera el alma...

Saludos

Liebster Awards Media dijo...

Felicidades!
Su Blog ha sido honrado entre los Mejores 100 Blog en Español 2013!
http://liebsterawards.blogspot.com/p/premios-honorarios.html

 
template by suckmylolly.com