domingo, 29 de enero de 2012

ORAÇÃO

Yo no tenía intención de sumergirme, de pisar tan hondo, por ello no agarré (craso error) gafas ni tubo de buceo tampoco.

He tragado agua por los oídos, la boca y la nariz
y se me han encharcado las ojos, 
tengo dolor de regalo de San Valentín
y además de no poder contener los mocos,
me escuecen los "te quiero" pronunciados,
los leídos en las palmas de sus manos, 
lo que está por venir, mi presente;
el deseo no correspondido,
de que sea otro, que tiene nombre y apellido,
quien solvente 
las contraindicaciones y efectos secundarios
que yo no quiero como partidarios
de una vida que no les pertenece.
Que sea él quien gire a ras por las curvas de mis caderas, 
que sea él quien me haga por fin olvidar
estas tardes de domingo de mierda.
Que sea él a quien yo necesito,
que sea mi bálsamo y mi vejez, para no tener que volver
sobre esas palabras que tanto odio
 pero una y otra vez repito:

¿Por qué me jodiste así? ¿Por qué no pudiste sencillamente quererme?

4 comentarios :

Dinsmoor dijo...

Ese Cupido es un hijo de puta.

Di dijo...

Porque el amor no es fácil y quizás sea para bien
Un abrazo

Anónimo dijo...

Es tiempo para unas tardes de domingo diferentes, regaladas solamente para ti.

Mindy dijo...

que bonita entrada! *___*
me ha gustado mucho, sabes expresar muy bien los sentimientos!
Un saludo! ^^

 
template by suckmylolly.com