jueves, 22 de diciembre de 2011

HECHOS TERRIBLES, BUENAS PERSONAS

 "Es sólo un sofoco porque se le deshinchó el manguito derecho -deben pensar-, con la crisis a muchos les está pasando, que desconfían del flotador o su tabla de corcho".

He colgado el cartel de "En reformas" y he echado cierre temporal al establecimiento de mis relaciones sociales en masa. "Si se empeñan en regalarme algo estas Navidades, por favor, que sean sus silencios". No creo que haya sido más explícita en toda mi vida. 

Mucha gente es buena (que no toda), mucha gente me quiere (no toda) y piensa que está en sus manos agarrarme de la axila y sacarme de la piscina. "Es sólo un sofoco porque se le deshinchó el manguito derecho -deben pensar-, con la crisis a muchos les está pasando, que desconfían del flotador o de su tabla de corcho". Reconfiguran sus horarios, dibujan ceños preocupados en sms, compran mis galletas favoritas y esperan en el sillón de su casa a que mi grito callado les reclame. Sin embargo, nadie les ha preguntado por los índices de cloro del agua; nadie se les ha acercado pidiendo consejo sobre el mejor método en carrera a crol o la profundidad del recinto acuoso.

Son incapaces de comprender que es imposible explicar que la mayor soledad no tiene que ver con los demás, con estar dentro o fuera, entre la muchedumbre o arrinconada en el portal de tu casa. Que no son las noticias de la radio que escuchan al untarse las tostadas, ni  la relación inversamente proporcional a las veces en que fuiste feliz con la pareja de turno; que es egoísta y prepotente pensar que uno sabe lo que al otro más y mejor le conviene (y políticamente incorrecto apuntarlo, dicho sea de paso).

Afortunados ellos que no pueden ver que la soledad más absoluta no tiene que ver con coyunturas o aislamientos, si no con haberse perdido, o en realidad, no haber caminado jamás al lado de una misma.

5 comentarios :

alcorze dijo...

A veces nos cuesta darnos cuenta de que a las personas que queremos hay que darles tiempo y espacio. Y se hace más bien respetando esa soledad y ese impass que estando encima.

niña imantada dijo...

Es difícil, sí, alcorze, ser humilde y dejar que sea el otro quien encuentre sus propias respuestas.

Felices fiestas ;)

Vértigo dijo...

es complicada esa soledad.. pero es la más cierta, la más auténtica, la más dolorosa.

Carlos dijo...

Es tan dificil gestionar la soledad... y sus arañazos en la espalda

Julieta dijo...

Bien dicho, niña (y también Vértigo).
Un abrazo y feliz navidad :)

 
template by suckmylolly.com