lunes, 21 de noviembre de 2011

SOBRE BATALLAS Y GUERRAS

La palabra es el peor arma, va directa y sin remedio al corazón.

No fui yo quien cortó las flores
y las sirvió en la mesa
con cuchillo y tenedor.
No fui yo quien dejó la puerta abierta
ni quien empujó al gato
hacia un destino incierto
escaleras abajo.
Las tuberías del baño, las migas en la mesa
y los recibos sin pagar,
no son tampoco mis faltas ni mis vástagos.
Soldados aguerridos tumbaron mis defensas
y me condenaron en el pasado
a la culpa y el olvido,
pero esta vez no,
puede que haya perdido batallas
pero jamás perderé esta guerra.

8 comentarios :

alcorze dijo...

Siempre nos quedará luchar.

Julieta dijo...

Me gusta tu garra.
Un beso :)

raúl fdz pacheco dijo...

si las palabras son armas tú eres un arsenal viviente!

niña imantada dijo...

Podrán machacarnos, podrán desmotivarnos, pero jamás nos sacaran la capacidad de luchar.

Aunque algun@s la tenga dormida, alcorze, sigue ahí ;)

niña imantada dijo...

Una garra dulce, que además no araña, Julieta :)

niña imantada dijo...

jejeje, no lo había pensado, raúl.

¡Qué imagen más bonita cuando las palabras no hacen daño!

patapalo dijo...

Tus palabras son un arma de construcción masiva....

Noelia Pérez dijo...

Me encanta como te expresas!

 
template by suckmylolly.com