viernes, 29 de abril de 2011

EN CERVEZA

Hay días en que mis pies despiertan disléxicos y congestionados, y olvidan conjugar tobillo rodilla peldaño. De bruces contra el rodapié se me hace añicos el entusiasmo, y con el recelo partío deseo como los abuelos (por lo bajo): que los canales de mi televisión amanezcan mudos (o yo sorda), que a los amantes de los dedos las caricias les resbalen, que las buenas nuevas del buzón sean arrastradas por un extraño tsunami, que los rostros de los marcos del salón desaparezcan en formas de origami. y que las petunias del balcón se mustien con el primer rayo de sol de la primavera Y como tú no estás calmo mis ganas de llorar en cerveza.

5 comentarios :

Loto dijo...

Qué amarga la cerveza de beber lágrimas; qué agridulce tu poesía. Genial!

Julieta dijo...

"Que los rostros
de los marcos
del salón
desaparezcan
en formas de origami".

Tus poemas son los mejores :)
Besitos!

raúl dijo...

cerveza para la dislexia. en esos días, fiesta de la espuma, para ahogar las penas. magnífico poema.

Nacho Ortega dijo...

Qué bien te expresas, jamía!
Impresionante.

Angels Eyr Ktor dijo...

Sencillo y directo. Así da gusto :)

 
template by suckmylolly.com