jueves, 30 de diciembre de 2010

MUNDO INTERIOR

Muchas personas buscan calor para derretir sus miedos, y si no es así, al menos para sentir que no son las únicas que llevan demasiado cargado el cubata. 
No saben cocinar solas, caminar en silencio o escoger unas cortinas sin una segunda opinión, y cuando el domingo en la tarde soportan sobre la frente una terrible resaca, concluyen que no hay razón para vivir así y mojan el sábado siguiente en unos labios nuevos, encadenando relaciones con chicas que aman los zapatos u hombres que las sostienen al caminar mientras le hablan de nanopartículas,y que al final, suelen marcharse de la misma manera. A mí siempre me ha ocurrido lo contrario. He estado tanto tiempo compartiendo gel, brick de leche y orgasmos conmigo misma que me he vuelto una especie de Mogli de la gran ciudad, algo así como una niña arrebatada a sus padres y entregada a los monos. Me recojo las lágrimas y las clasifico en cajitas según su color, y cuando no hace frío, me gusta sentarme en el parque y contarme mi infancia una y otra vez. Escribo en pedazos de papel las anécdotas del día y los amontono en carpetas aunque nunca me acabo de creer que sirvan para algo. He vivido tantos años sola (incluso dentro de una relación) que no sé cómo gritar auxilio o poner ojitos de cordero degollao' para que me mimen. Y no hablemos ya de compartir mi mundo interior. 
Pero voy a cambiar (por mí, por ti).

14 comentarios :

Ness dijo...

Qué auténtica eres...FELIZ 2011 !!

raúl dijo...

te iba a decir "no cambies nunca", pero si estás dedicida a cambiar, por los motivos que sean, seguro que será para (todavía) mejor. feliz año cambiante!

niña imantada dijo...

¡Feliz año Ness! Seguimos leyéndonos en el 2011 ;)

Un besazo.

niña imantada dijo...

Quien diga que no, miente. En las relaciones personales a veces tenemos que renunciar a pequeños espacios de un@ mism@ para poder hacer partícipe al otro de lo que vivimos/sentimos.

¡Ahí voy yo! Y siempre para mejorar, querido raúl, ¡muchas gracias y feliz interpretaño!

Sensaciones dijo...

a veces te leo y me veo...
me encanta cómo te expresas...

siempre va bien cambiar para bien de uno mismo, sobre todo!!!

sigue queriéndote bella y nunca estarás sola

Un besazooo y feliz 2011

Caótica dijo...

Yo no creo que se trate exactamente de renunciar a pequeños espacios de nosotros mismos, sino más bien a aprender a dejar pasar al otro a esos espacios. No creo que se trate tanto de renuncia, como de entrega. Y tienes razón, cuando una pasa mucho tiempo sóla en el terreno sentimental, parece que está tan acostumbrada al "yo me lo guiso yo me lo como" que le cuesta aprender a contar con la otra persona.

niña imantada dijo...

Tienes razón, caótica, no renunciar, sino abrir la puerta.

niña imantada dijo...

¡Gracias, Sensaciones!
Qué alegría que te veas en lo que escribo.
Feliz año para ti también.

lafuentedesed dijo...

Hay que tener cuidado con el tiempo que pasamos solos, creo que de alguna manera nos va deshabilitando para la convivencia.
A mi no me gusta esa idea.

niña imantada dijo...

Como todos los mundos fantásticos atrapadores, el interior también puede devorarnos, y más si nos sentimos a gusto dentro de ellos.

Hay que tener cuidado y podarlo de vez en cuando, no descuidarlo porque es parte de nosotros y espacio vital para ser fieles a nosotr@s mism@s, pero también hay que abrir su puerta de vez en cuando para que entren amigos, familiares, pareja, es la única forma de poblarlo sanamente.

¡Feliz noche, fuentedesed! :)

Julieta dijo...

Sí, es verdad. Es lindo compartir pedacitos de nube con las personas que creemos pueden apreciarlo. Adelante, Niña!
Un beso!

Las cosas que nunca se dicen... dijo...

Supongo que si que se puede compartir una parte del mundo interior. Pero otra parte ha de quedar para uno mism@.

Creo que la relación más saludable es aquella en la que cada uno puede ser él o ella mism@, sin tener por qué cambiar. En el que no hay dependencias emocionales y en el que se respeta el espacio y la idiosincrasia. Pero eso solo sucede sobre el papel, el mundo real ya es otra historia.
Feliç any 2011, niña imantada.
Jordi

niña imantada dijo...

Como apuntaba Caótica, no tiene que ver con renuncia, sino con compartir esos espacios, lo que tampoco tiene por qué estar relacionado con cambiar o perder el respeto por la vida interior de cada un@.
Yo creo, sin embargo, y así me lo han hecho ver, que vivir en pareja o tener amigos verdaderos implica también compartir algunos de esos instantes que nos hacen únicos e irremplazables con esas personas para hacerlas protagonistas de nosotr@s mism@s y convertirlas, si así lo queremos, en algo más que un compañero, un amante o un conocido con quien nos llevamos bien.

Un besazo y feliç any, Jordi!

niña imantada dijo...

Juliet, feliz año :)

 
template by suckmylolly.com