sábado, 9 de octubre de 2010

HORIZONTES

Los horizontes en la ciudad se reducen a la próxima parada.

17 comentarios :

Bell dijo...

Y se reducen aún más gracias a nuestra miopía. Pobre de nosotros.

Ich Selbst dijo...

A no ser que tengas ojos vista en un objetivo, cosa que quedaría -quizás- dos paradas más allá.

Que no tienen que ser de autobús, por cierto!

Küsse!!

Domingo dijo...

Es lo que hablábamos el otro día, querida Marta. Madrid se nos está haciendo pequeño, y cada día más. Nos sentimos quizá un poco acorralados y de ahí que cada vez cobre más fuerza nuestro deseo de cruzar fronteras.

raúl dijo...

sub-horizontes, en la foto, paralelo al suelo, por debajo de(l) sol. por eso es tan conveniente sentir la inmensidad del mar de vez en cuando.

lafuentedesed dijo...

Queda la gente ¿no? Por buscar ventajas...

Organza* dijo...

Ya quisiera llegar a la próxima parada y no transitar como una nómade de aqui & alla =S!

Mil bss reinaa!!!

yo misma dijo...

salgamos en la ultima estacion y echemos a andar a ver ht donde llegamos..

prometeo dijo...

A veces está bien girar en el metro y bajarse al azar, así al menos el horizonte puede soprender...

Vértigo dijo...

me bajo en la próxima parada...

niña imantada dijo...

Miopía, hipermetropía, estrabismo y sobre todo, vista cansada... la ciudad nos provoca desgana de mirar.

Un saludo, Bell!

niña imantada dijo...

Claro que no, Ich Sbelst, paradas hay muchas ;)

niña imantada dijo...

Pues sí, Domingo, quizá para volver con más ganas o con ganas de releerlo.

Besos!

niña imantada dijo...

Sí, raúl, el derecho a ver el mar debería estar en la Constitución, al menos de vez en cuando, para volver a respirar.

niña imantada dijo...

A veces cuando un@ está de frente a la puerta no ve ni siente si quiera a la gente. Pero tienes razón, fuente, está ahí y merece que alguien se gire y la observe.

niña imantada dijo...

Transitar entre paradas que nunca son un final. En eso andamos muchos, reina!

Besos y ánimo!

niña imantada dijo...

Caminemos y dejémonos de espacios cerrados con puertas que se abren programadamente.
Demos espacio a la arbitrariedad, me gusta, yo misma, gracias ;)

niña imantada dijo...

Y salir a la calle y ver luz, prometeo.

 
template by suckmylolly.com