domingo, 25 de julio de 2010

CAMINAR

Su corazón también está hecho polvo. Es asmático y ya no aguanta más carrera. 
Se ha rendido pero no puede dejar de latir, irracional, vacío, mientras su cabeza le compadece. Dentro de nada sus pies tomarán el mando y será un cuerpo vagabundo por las calles de Madrid, sin intención, sin destino y sin luchas internas, sólo un cuerpo, dos pies que caminan...

23 comentarios :

LaMonjaToronja dijo...

Triste... pero bonito escrito!

Vértigo dijo...

supongo que todos hemos sido alguna vez un cuerpo...

Sonix dijo...

A todos nos ha pasado, como dice Vértigo, pero al final el corazón siempre se recupera, o casi siempre...

raúl dijo...

en ocasiones así molaría un bicho de esos con ruedas que se mueve con la mera inercia. lo que sea con tal de sentir tu propio peso.

prometeo dijo...

Hace dos semanas vagabundeaba por las calles de Madrid buscando la casa encantada donde apareció aquella mujer que se reía de mi.

Domingo dijo...

No me vendrían mal esas dos prótesis podales que aparecen en la foto ahora que voy a emprender el Camino de Santiago y que voy a terminar con los pinreles descuartizados. ¡Je,je,je!

Organza* dijo...

Yo vagabundeé como autómata con la idea fija de un labial rojo PLOP! Lo sé pero prefiero divagar con esa fijación a que con la intriga de no saber qué hacer =S ... Mmm! Cambio el escenario por el Centro de Lima su pileta de pisco - Sí hoy es dia de libar licor ja! - y su gente sentada en las gradillas de la catedral =D Besos mil!!!

niña imantada dijo...

Gracias, Monja Toronja! :)

niña imantada dijo...

Todos en algún momento hemos pulsado el botón del off, sí, Vértigo.

A veces eso es hasta sano.

niña imantada dijo...

Casi siempre, ¿no, Sonix? Porque que queden sedimentos es inevitable.

niña imantada dijo...

Raúl, y para sentir que hasta tu cuerpo puede ser útil, en esos momentos en que te crees un cero a la izquierda.

niña imantada dijo...

Pues si se reía de ti, nada de caminar en su búsqueda, prometeo!

Eso sí, vagabundear para descubrir, está muy bien ;)

niña imantada dijo...

jajaja, qué va, Domin, verás qué bien te va! Qué envidia!

niña imantada dijo...

Pues sí, Organza, dejarse llevar por lo frívolo es necesario si no queremos morir en el intento de vivir.

Un besazo, reina!

Ich Selbst dijo...

Dejarse llevar a veces nos viene bien a todos.

Lo que me recuerda a la insoportable levedad del ser...

Küsse!

Pilar dijo...

Cuando ya no puedes pensar y tus pies te siguen llevando, no sé si es un castigo, o una oportunidad para llegar a la esquina donde todo cambie.

Vagamundos dijo...

Segundos fuera
(Luis Eduardo Aute)

Estuve unos instantes con las alas quietas,
perdido en laberintos del "no sé, quizá, tal vez..."
sobre una nube de esas como de acuarela
me hacia esas respuestas que no se deben hacer.
Bastó ese breve tiempo de darse una tregua
para sentir de pronto una traición bajo mis pies.
El fuego de un relámpago quemó mis piernas;
las alas se salvaron y no sé muy bien por que.

Para vivir
en pie de guerra,
segundos fuera, segundos fuera...
que hoy por hoy, sigo aquí,
aquí.

Estuve unos instantes con la vela arriada,
perdido en laberintos del 'quien soy y a donde voy...'
creyendo que la mar se desnudaba en calma,
salte a sus humedades y le declare mi amor.
Basto ese breve tiempo de volver al agua
para sentirme envuelto por los vientos de un ciclón.
El odio de las olas desvió mi barca;
seguí la singladura que un albatros me marcó.

Estuve unos instantes con la guardia baja,
perdido en laberintos del "¿soy uno, dos o tres?"
absorto en esa duda no oí la campana
o acaso su tañido me evocaba mi niñez.
Bastó ese breve tiempo de volver a casa
para sentir un golpe bajo que me hizo caer.
La lona me beso mordiendo unas monedas;
la fuerza de aquel golpe me ayudo a ponerme en pie.

niña imantada dijo...

La insoportable leverdad del ser, qué gran novela, Ich Selbst, ¡gracias por recordárnosla!

Siempre defenderé el dejarse llevar, para bien, por supuesto, para mal, hasta que salgan las fuerzas para decir, ¡basta!

niña imantada dijo...

Ambas, ¿no, Pilar? Todo tiene dos caras...

niña imantada dijo...

Quién mejor que VAGAMUNDOS para explicarnos esto ;)

Vallisoletana impasible dijo...

La cabeza y el corazón casi nunca se llevan bien, y sin embargo no pueden vivir el uno sin el otro. Deja pues que sea esta vez los pies quien tomen el mando. Vete tu a saber si mientras los otros dos discuten no llevan al dueño de ese cuerpo a algun lugar con alguna persona que merezca la pena... No hay que subestimar los pasos erráticos.

Sofí dijo...

A veces vivimos por inercia, eso no es vivir, ni soñar, ni pensar... ni si quiera sentir.

Me gustó tu blog.
Vuelvo.

niña imantada dijo...

Bienvenida, Sofí, esta es tu casa :)

 
template by suckmylolly.com